10 deportes que hacen que tus muslos parezcan más delgados

Para los mejores muslos

¡Se desata el infierno! Con la llegada del verano, has decidido poner en práctica tus buenos propósitos y empezar a hacer ejercicio. Tu objetivo: ¡perder peso en los muslos! Porque sí, no te gustan tus muslos... Demasiado flácidos, demasiado gordos, poco delgados... ¡es hora de pasar a la fase de ataque para conseguir por fin esos muslos de gacela con los que sueñas!

Para adelgazar los muslos, además de una dieta variada, tendrás que ponerte en movimiento y hacer deporte. Perder peso a nivel local no es necesariamente fácil, ¡tienes que abordar tu figura en primer lugar! Sobre todo si has desarrollado malos hábitos: sedentarismo, tartiflette en abundancia este invierno... ¡hay trabajo que hacer! ¡Aquí tienes los 10 mejores deportes que harán que tus piernas se vean bien, que tus muslos estén firmes y musculados! Tú eliges, practica sólo uno de estos 10 o pruébalos todos para conseguir una eficacia óptima. Sólo un consejo: una vez que hayas encontrado el deporte ideal, practícalo con regularidad, ya que es la condición sine qua non para adelgazar los muslos de forma duradera.

Caminando

Es imprescindible para adelgazar las nalgas. Te ayuda a perder peso en todo el cuerpo, pero también reafirma y tonifica las piernas sin que parezcas un musculitos. Además, oxigena, favorece la circulación sanguínea y es bueno para la moral. Todos los beneficios.

Ejecutar

Un excelente modo de trabajar la resistencia y de aprovechar las reservas de grasa para adelgazar los muslos. Lo ideal, si estás empezando y te falta entrenamiento, es empezar con sesiones de 10 a 20 minutos y, cuando cojas el ritmo, pasar a 30 minutos diarios. Es el momento perfecto para dar forma a tus muslos y esculpir tus músculos. Incluso puedes hacerlo antes de ir a trabajar, o aprovechar la pausa del almuerzo para salir a correr y tomar aire fresco, sobre todo si tienes un parque al lado. En cuanto al equipamiento, elige unas buenas zapatillas para que sean cómodas y te den soporte, y recuerda llevar una botella de agua para mantenerte hidratado.

Natación

¿No eres una liebre y el jogging no te gusta? ¡Eres más bien un pez y te encanta nadar! Pues opta por la natación, un deporte completo menos exigente y duro que el running. ¡Por una buena razón! ¡En el agua, tu cuerpo se vuelve más ligero y los movimientos son más fáciles de realizar! La natación favorece la relajación, relaja a la vez que adelgaza los muslos y hace desaparecer la celulitis. Un deporte verdaderamente mágico.
Así que si quieres convertirte en la nueva Laure Manaudou, elige el crawl y regálate (o haz que alguien te regale) unas aletas. Si la natación en la piscina te resulta monótona, puedes optar por otros deportes acuáticos que adelgazan los muslos, como el aquagym o el aquabike. Y si te encuentras sudando, hay mucha agua para refrescarte.

Ciclismo

Es un deporte muy divertido. Puedes practicarlo en el interior o en el exterior, y es aún más divertido con la familia. El ciclismo hace trabajar los músculos de los muslos y las pantorrillas. No hace falta que tengas las pantorrillas abultadas. Pero si montas en bici con regularidad y alternas colinas y terrenos llanos, verás cómo tus muslos se remodelan y tu figura cambia. Y se acabó la celulitis.

Saltar la cuerda

¿De repente te apetece volver a ser un niño? Roba discretamente la cuerda de saltar de tu hija y da una serie de saltos. ¡Y pídele consejo a tu hija! Haz un salto tras otro, controlando la respiración y manteniendo el ritmo, puedes complicar los ejercicios cruzando las piernas, avanzando, ¡haciendo una estocada! Ideal y práctico: ¡puedes llevarte la cuerda de saltar a cualquier parte! Y al sacudir la grasa, ¡eliminas la celulitis!

Paso o escalón

Aquí también se trata de la resistencia. El stepper tonifica tus músculos enlazando los escalones. El movimiento de subida y bajada de los muslos contrae la masa muscular y adelgaza los muslos. El resultado. Te verás más delgado si lo practicas con regularidad.

Yoga

Técnica de meditación, el yoga te permite realizar ejercicios que te hacen tomar conciencia de tu cuerpo, mediante un sistema de energía y concentración. Trabajas de forma localizada gracias a ejercicios dirigidos, para remodelar tu figura.

Flamenco

Si es usted bailarín, acostumbrado a las puntas y otros entreactos, el flamenco le seducirá sin duda. Este baile, que huele a ritmos latinos, a España y a sensualidad, tiene la particularidad de realizar secuencias de piernas bastante hábiles y rápidas. ¡De este modo, fortalecerá sus muslos y ganará en porte de cabeza y elegancia! ¡Caliente! Si eres un aficionado a la salsa, ¡adelante! ¡La clave es hacer sesiones intensivas de resistencia de 1 a 1,5 horas!

Pilates

No en vano, las estrellas se han puesto manos a la obra. El método ha demostrado su eficacia. El pilates es un método suave que tiene como objetivo reforzar los músculos posturales, especialmente los aductores. ¿El principio? Hay que mantener los talones juntos y las piernas juntas en todo momento para evitar una parte interna del muslo flácida y plana. El pilates le hará tomar conciencia de su cuerpo, sentir cómo se contraen los músculos, todo ello con una respiración adecuada.

Subir escaleras

Pues es un deporte como cualquier otro. En lugar de coger el ascensor, si vives en un piso, tienes un medio ideal para entrenar y controlar la respiración. Varía los ejercicios y aumenta los niveles de dificultad subiendo varios escalones a la vez. ¡Tus muslos se ejercitarán sin duda!